Ediciones anteriores

domingo, 14 de mayo de 2017

Agresiones y hostigamiento de integrante de la SEMAR al trabajo periodístico de El Barlovento

Ciudad de México, 14 de mayo del 2017.- El pasado 28 de abril en la ciudad puerto de Veracruz, fui hostigado por un integrante de la Secretaría de Marina al estar realizando un trabajo periodístico independiente por lo que temo por mi seguridad.

Luego de más de 45 años dedicado al periodismo en el tema de comercio exterior, viajé a la ciudad puerto de Veracruz, con el objetivo de recabar información para el libro que escribo actualmente sobre la problemática de la Marina Mercante y Puertos del país.

En el “Heroico puerto” se llevaría a cabo, por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la entrega de las 14 capitanías portuarias veracruzanas a la Secretaría de Marina, en las instalaciones de la Autoridad portuaria Integral de Veracruz, dentro de lo que han llamado “la militarización de los puertos”.

Estaría presente, según se anunció, el Coordinador de Puertos y Marina Mercante, Guillermo Ruiz de Teresa, así como el titular de la APIVER, Juan Ignacio Fernández Carbajal, funcionarios a quienes busco entrevistar desde hace más de tres meses pero que Comunicación Social de la SCT da largas para establecer la fecha para tal efecto.


Sin embargo, al Capitán de Corbeta o Teniente de Navío de la SEMAR cuyo nombre desconozco y que se ubica en la segunda fila debajo del fotomural del puerto volteando hacia su derecha en la gráfica adjunta, no le pareció que el suscrito estuviera tomando fotografías, por lo que en forma autoritaria me ordenó le entregara mi material, pues con esas fotografías, aseguró, “peligraba su seguridad”; igualmente me ordenó salir de la sala de juntas y “que lo acompañara”. Me negué a entregar mi trabajo, así como a salir del recinto. Entonces pidió a otro marino llamar a personal de seguridad para que me desalojaran y me quitaran mi material.

Fue entonces cuando me dirigí hasta el lugar del Capitán de Altura, Enrique Casarrubias García, actual director general adjunto de Protección y Seguridad Marítima de la Coordinación de puertos y Marina Mercante de la SCT y recién nombrado Director del Fideicomiso de Formación y Capacitación para el personal de la Marina Mercante Nacional y a quién conozco desde hace más de diez años, para reclamarle por la actitud hostil y violenta con la que un militar de la Armada de México me trataba, pues dos elementos de seguridad ya se disponían a sacarme del recinto.

Fue gracias a la intervención del Capitán Casarrubias que salí de esa sala sin mayor problema minutos después, acompañado de la escolta del funcionario.

Debo agregar que la ciudad puerto de Veracruz es patrullada por marinos a bordo de vehículos artillados que recorren las calles en grupos de dos o tres unidades. Así mismo, los jardines y parques en diferentes colonias veracruzanas se ven marinos uniformados con camuflaje, armados de rifles y monitoreados con radio-comunicadores.

En mi opinión, esos integrantes de la Armada de México, deberían estar impidiendo el saqueo de las riquezas del mar patrimonial cuya extensión es mayor una y media veces más que el territorio de la República Mexicana.

Cabe recordar que el argumento para la requisa de la empresa de Servicios Portuarios de Veracruz efectuada el primero de junio de 1991, fue porque había robos, narcotráfico y mucha inseguridad, provocados por la “corrupción de los trabajadores portuarios”. Hoy la mayoría de los servicios portuarios a la carga y a los buques es proporcionada por empresas extranjeras.

Al parecer, quitarle la Autoridad Portuaria a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para entregársela a la Secretaría de Marina, obedece más a una imposición por parte del gobierno estadunidense, que a una estrategia gubernamental basada en un proyecto de nación en beneficio de los mexicanos.

Las preguntas serían: ¿qué influencia tiene en los puertos mexicanos la Ley de Seguridad al transporte Marítimo de los Estados Unidos (S.1214) que faculta al Secretario de Transportes de ese país, evaluar a los puertos extranjeros?, ¿Cómo esta relacionada esa influencia con haber cedido las capitanías de puertos a la SEMAR?, ¿Qué relación tiene esto con la propuesta Ley de Seguridad Nacional? y ¿Qué dicen los cesionarios de los puertos al respecto?

Desde aquí hago una enérgica protesta por el trato agresivo y hostil que recibí por parte de un integrante de la Secretaría de Marina, institución que se supone debe garantizar y defender los más elementales derechos de todos los ciudadanos, y hago responsable al titular de esa dependencia, Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz por lo que pudiera pasarme a mi o a mi familia.

Raúl Hernández Rivera.

Director
Anúnciese aquí ante la comunidad del comercio exterior de habla hispana 553138 4544 de la Ciudad de México.